Tratamiento contable de las subvenciones

Tratamiento contable de las subvenciones

0 Comments

Una subvención es una ayuda a fondo perdido ofrecida habitualmente por la Administración Pública y que no conlleva contraprestación alguna por parte de la empresa subvencionada.

Sin embargo, esta percepción monetaria debe contabilizarse adecuadamente. Por ello, desde ECM Asesores & Consultores queremos daros unas pautas generales para hacer su contabilización correctamente.

¿Cómo contabilizar una subvención?

Como norma general, las subvenciones se reconocen inicialmente como ingresos imputados directamente al patrimonio neto. En el momento de su concesión, deberá anotarse en el grupo 9. Será al finalizar el ejercicio económico cuando regularicemos la cuenta 9 con abono al subgrupo 13 para llevar la subvención al neto.

La subvención, anotada en el patrimonio neto, se irá imputando poco a poco a resultados en base a los criterios que establece la norma de registro y valoración. Algunos casos en los que difiere la contabilización de las subvenciones son los siguientes:

  • Si la subvención ha sido concedida para financiar determinados gastos específicos, deberá imputarse como ingreso conforme se devenguen dichos gastos.
  • En el caso de que la subvención haya sido concedida para adquirir activos de inmovilizado, se imputará en la misma proporción en que estos se amorticen o bien si se dan de baja o deterioran.
  • Si se conceden para asegurar la rentabilidad mínima o compensar un déficit de explotación, deberá ser imputada como ingreso en el mismo ejercicio en el que se conceden.

En ECM Asesores & Consultores contamos con un amplio equipo de profesionales que dan apoyo a la gestión integral de tu empresa. Disponemos de asesores especializados en distintas áreas: contable, fiscal, laboral y mercantil.

Si deseas externalizar íntegramente la contabilidad de tu empresa o quieres dar apoyo a tu departamento contable, ECM Asesores & Consultores somos tu asesoría de confianza. Contacta con nosotros.