Regímenes de la Seguridad Social

¿Cuáles son los Regímenes de la Seguridad Social?

0 Comments

La estructura de la Seguridad Social se compone de dos Regímenes principales de cotización. Por un lado, encontramos el Régimen General y por otra, los Regímenes Especiales. Estos últimos hacen referencia a aquellas actividades profesionales cuyas condiciones de tiempo, lugar o procesos productivos precisan de una aplicación diferente a la habitual.

La finalidad de los regímenes de la Seguridad Social es regular la forma y condiciones en las que contribuyen los trabajadores con el Estado de Bienestar. Las cotizaciones a la Seguridad Social se calculan en base a la naturaleza de su actividad. En función de sus contingencias se aplicará un porcentaje o tipo de cotización determinado.

Vamos a detallar los principales tipos de regímenes de la Seguridad Social que existen:

Régimen general

Dentro del Régimen General se encuentra un gran porcentaje de los trabajadores de nuestro país. Se rige por el Título II de la Ley General de Seguridad Social. En él se incluyen algunos sistemas especiales como el Sistema Especial Agrario, el Sistema Especial de Empleados del Hogar y Régimen de Artistas y Profesionales Taurinos.

 

Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) incluye a aquellos trabajadores mayores de 18 años que están desarrollando su actividad laboral por cuenta propia.

Régimen Especial de los Trabajadores del Mar

Incluye a trabajadores dedicados al desarrollo de actividades de naturaleza marítimo pesqueras que desarrollen su actividad por cuenta ajena y por cuenta propia.

Régimen Especial de la Minería del Carbón

Este régimen comprende a los trabajadores que trabajan para empresas dedicadas a actividades relacionadas con la extracción de carbón.

 

Régimen Especial de Funcionarios públicos, civiles y militares.

Otro de los regímenes especiales que encontramos en la Seguridad Social es el de profesionales públicos. Este régimen recoge a personal de sanidad, educación, administraciones, cuerpos de seguridad, etc.

Debemos tener en cuenta que la estructura de la Seguridad Social puede variar a lo largo del tiempo. La existencia de los distintos tipos responde a las especialidades de trabajadores y empresas de sectores económicamente deprimidos o, por el contrario, privilegiados. Estos regímenes se diferencian en sus bases de cotización, prestaciones, regímenes administrativos y procedimientos.

Si quieres obtener más información acerca de los distintos tipos de regímenes de la Seguridad Social así como de sus características puedes contactar con nuestros asesores.